Streaming: ¿ángel o demonio?

La industria de la música se encuentra en este momento en un punto de cambio en el cual muchas placas tectónicas todavía se están acomodando luego de que Napster provocara aquel terremoto a final de siglo. Una de esas placas son los canales por los que nuestra música es distribuida para que los interesados la escuchen. Pasamos de distribución física y radio a las descargas digitales. Cuando creíamos que ese sería el formato final, apareció el streaming.
Para muchos, el streaming ha venido a ayudar a los músicos independientes, solucionando el problema de la piratería y proporcionando data que ayuda a tomar mejores decisiones estratégicas. Para otros, es el mismísimo diablo. Particularmente, por las cifras que pagan por cada stream. Además, ha sido cuestión de tiempo para que las disqueras y spammers (además de los mismos servicios de streaming) arreglen el juego para sus propios intereses económicos.
Sea el punto de vista que sea, tenemos que aceptar que el streaming es el canal de distribución de música imperante en este momento. Para ello, unas cifras: de acuerdo a la Recording Industry Association of America (RIAA), en el 2016, el streaming sobrepasó por primera vez a las descargas digitales, brindando el 51% de los ingresos a la industria de la música. Los otros porcentajes fueron de 21.1% en descargas y ringtones, 21.8% en ventas físicas y 2.7% en contratos de sincronización. ¿Qué tanto creció el streaming de un año a otro? En el 2015 dio el 34.4% de ingresos a la industria.
¿Qué nos toca a los músicos independientes? Podemos quejarnos y sentarnos a llorar o usar las herramientas a nuestro alcance para sacar el mejor provecho para nuestra carrera. Estos son algunos de los beneficios de tener tu música en servicios de streaming:
  1. Darte a conocer. El que cree que los servicios de streaming son sólo para hacer dinero, está herrado (sí, con “h”). Estar en un servicio de streaming te ayuda primordialmente a dar a conocer tu música, a estar en el radar, a que la gente se dé cuenta de tu material. Lo que lleva a…
  2. Estadísticas. Si tienes tu música con un distribuidor digital (CD Baby, Tunecore), éstos te proporcionan información sobre en qué países están escuchando tu música, así como su edad, canciones más sonadas, frecuencia, género, etc. Esta data te ayuda a tomar mejores decisiones estratégicas a la hora de planear giras o tirar un anuncio en Facebook, entre otras.
  3. Dinero. Lo hay si alcanzas un monto de streams decente. Según esta guía, se habla de $700 por aproximadamente 200,000 streams en Spotify (en caso seas un artista independiente). Tal vez no te suene a mucho, pero ¿le dirías que no a $700?
Para terminar, una lista de recomendaciones:
  1. Enfócate en los servicios de streaming que más utilizan tus fans y promociónalos en tus redes sociales. En el caso de mi banda, Adrenalina, los más utilizados son Spotify y Deezer. Cada cuanto comparto alguna canción que tenemos en esos servicios con nuestros fans. También nos siguen en otros servicios como Apple Music, Tidal y Rhapsody, pero son apenas una fracción minúscula.
  2. Distribuye tu música con un agregador como CD Baby o Tunecore. Ellos se encargan de poner tu música en todos los servicios de streaming que desees. Además, te brindan esas jugosas estadísticas y te recolectan el dinero por el streaming y sus regalías. Lo tienes todo en un solo lugar.
  3. Intenta entrar en un playlist conocido. Si logras hacerlo, puede significar la lotería. Hay toda una ciencia detrás de esto, de la cual se habla en la guía del punto 6.
  4. Lanza música seguido, preferiblemente en formato de sencillos. Antes de sacar nuestro sexto disco, “El Nues”, decidimos con Adrenalina sacar un primer sencillo: Verde. Lo subimos por CD Baby y en un par de días teníamos ya 20,000 streams (vamos ya casi por 40,000 en 5 meses). Buscando en Spotify for Artists vi que el tema había entrado en el playlist Discover Weekly. Lo contrario pasó cuando sacamos el disco completo un mes después: apenas y ha tenido tracción. No te puedo decir si esto de lanzar sencillos resulta mejor, pero eso fue lo que nos sucedió. Ya lanzaremos otro sencillo para comprobar la teoría.
  5. Ten paciencia con los ingresos. Hay servicios de streaming que pagan meses después de que tu música ha sonado. Adrenalina sacó su sencillo “Verde” en abril y apenas ha entrado el dinero de Spotify de ese mes (en septiembre).
  6. Si lo tuyo es Spotify (lo más recomendable), aquí está esta guía de CD Baby con muchas más recomendaciones: https://members.cdbaby.com/campaigns/spotify_playlisting_guide.pdf
Los servicios de streaming no deben ser vistos como la panacea, sino como una herramienta más para tu carrera como músico independiente. Son una vitrina para tu música, así como una fuente de información y sí, también de ingresos. Los pros son más que los contras. Como dicen por ahí: si te tiran limones, haz limonada.
Ahora ve y practica,
Aaron Sztarkman

Leave A Response

* Denotes Required Field