Home Blog

Lo Importante Es El Proceso, No El Producto

Es más, el proceso ES el producto. Para muchos músicos, el practicar es un camino tedioso y con resultados que no se ven en el corto plazo. Para sobrepasar este problema debemos cambiar nuestra actitud hacia cómo practicamos. Lo importante no es aprender ese tema tan difícil, sino el proceso que tomamos para mejorar nuestra técnica y conocimientos. Este cambio de enfoque trae resultados más satisfactorios en el corto Y el largo plazo.
Toda cosa que valga la pena lograr en la vida requiere práctica. Cuando practicamos algo, nos involucramos en la deliberada repetición de un proceso con la intención de lograr un objetivo específico. Como todos sabemos, este proceso está plagado de accidentes, llamados “errores” comúnmente. Pero aquí es donde el cambio de actitud obra maravillas. Cualquier equivocación que suceda no debe ser interpretada como un error. No es un error, es un paso más en el proceso. Debes cambiar de actitud, cambiar de manera de enfocarte hacia la situación que tienes enfrente. Al ver los errores como algo inevitable para llegar a ser mejor, tu visión de la música y la vida cambia para bien.
No le temas a los errores. No existen.” – Miles Davis
Estudios en el campo de los deportes dicen que el repetir un movimiento particular sesenta veces al día por veintiún días seguidos creará un hábito que se enraizará en tu mente. Estas sesenta repeticiones no necesitan ser hechas todas de una vez, pueden ser divididas en, digamos, seis grupos de diez o dos grupos de treinta durante el día. Este proceso puede ser adaptado también a la música. Saber esto te da confianza y tranquilidad en saber que sí, el trabajo duro, la práctica y la paciencia dan su recompensa. Cuanta más experiencia ganes en este proceso, más confianza tendrás en tu habilidad de formar tu vida en lo que tú quieres. Por lógica, reemplazar malos hábitos funciona de la misma manera.
Ve por partes: enfócate en un inicio en practicar sólo media hora al día. Eso es todo. Todos podemos practicar media hora al día, ¿cierto? Paradójicamente, el hecho de saber que sólo lo harás por poco tiempo te hará disfrutarlo más y enfocarte más. Cuando logres esa primera media hora y todavía tengas tiempo, añade otra media hora. Y así sucesivamente. Pero siempre enfocándote en esa media hora que tienes a la mano en ese momento.
Existen cuatro características de una práctica consciente y enfocada:
Simplificar: Dividir el proyecto o actividad en secciones. Ir por partes. No intentar aprender todo el tema en una sentada.
Partes pequeñas: Estas partes que practiques deben ser pequeñas y fáciles de dominar. El completar estas pequeñas secciones te dan confianza para seguir adelante.
Períodos cortos: Como dije antes, enfócate en períodos de tiempo cortos.
Despacio: Esto es importante. Debes comenzar lentamente, a una velocidad que te sea cómoda. Utiliza tu metrónomo o un software para ralentizar el tema. No avances hasta no dominar ese pedazo. Pon atención a lo que haces, enfócate. Mucha paciencia. Los rompecabezas se arman pieza por pieza. Por experiencia te digo que funciona.
Unos últimos consejos sobre el proceso de práctica:
– Mantente orientado al proceso (practicar), no al producto final (aprender el tema).
– Mantente en el presente, consciente de lo que estás haciendo.
– Haz del proceso el objetivo y usa el objetivo general (el tema que quieres aprender) como un timón para dirigir tus esfuerzos.
– Ten una intención sobre lo que quieres lograr. Mantente consciente de esa intención.
Este proceso no es exclusivo para practicar y aprender música. Puedes aplicar estas reglas a cualquier parte de tu vida y a cualquier actividad que decidas emprender.
Los hábitos son aprendidos. Escógelos con cuidado.
Ahora ve y practica,
Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

¿Das Clases de Música?

Seguro que esa pregunta ya te la han hecho varias veces. Desde padres buscando instrucción para sus hijos hasta profesores de colegio que buscan expandir su staff. Han visto que tienes una gran pasión por la música y desean que transmitas eso a sus alumnos o hijos. Ya sea de manera individual o en alguna academia, dar clases de música es una manera gratificante de compartir tus conocimientos. Pero no todo es color de rosa. Aquí van algunos pros y contras sobre este rubro:
Pros:
  1. Ingreso monetario: Dar clases de música es una manera de tener un ingreso mientras te mantienes en el mundo de la música. Sí, dar clases de música entra en el concepto de “vivir de la música”. Si de paso trabajas en una academia, esta te puede dar un ingreso fijo y prestaciones tales como seguro social y ahorro de pensiones, algo que normalmente no tenemos.
  2. Networking: Ya sea en una escuela o en tu propia academia, cada alumno que llega es un contacto potencial para más oportunidades. Puede ser que el padre de la niña que quiere aprender guitarra trabaje en una empresa que pueda patrocinar algún lanzamiento tuyo, o que ese alumno conozca a alguien que está bien conectado en el mundo de la música. Nunca desestimes a nadie.
  3. Para poder enseñar, debes seguir aprendiendo. Dar clases de música te motiva y obliga a seguir aprendiendo cosas nuevas. Es un ciclo en el que tú y tus alumnos salen ganando.
  4. Gratificación: Hay pocos sentimientos tan lindos como cuando ves a tu alumno tocar bien esa pieza que tanto le costaba, gracias a tu motivación y a su esfuerzo. Sentirás que has contribuido a algo mucho más grande de lo que creías.
Contras:
  1. Balance: llega un momento en que tienes demasiados alumnos y esto te quita enfoque de lo más importante: hacer tu música. Debes lograr el balance adecuado para seguir motivado haciendo las dos cosas.
  2. Tedio y frustración: habrá alumnos que llegarán sólo a hacerte perder el tiempo o a platicar. Habrá padres que lo único que quieren es que les cuides a sus hijos por un rato. Tienes que saber cuándo dejar ir un alumno si éste lo único que te está robando es tiempo, paciencia y energía.
Algunas recomendaciones en el caso que quieras dedicarte a la enseñanza musical:
  1. Lo más importante: sé crítico contigo mismo. ¿Sientes que tienes los atributos para ser un maestro de música? Algunas de las virtudes necesarias son: paciencia contigo y con los demás, don de gentes, tacto y motivación (para ti y para los demás), entre otros. No todos lo buenos músicos hacen buenos profesores, simplemente les falta alguna de esas virtudes.
  2. Sé organizado: Si logras tener éxito dando clases y de repente estás lleno de alumnos, necesitarás ser una persona organizada. Esto implica llevar una agenda, reconfirmar citas con tus clientes y estar listo para cancelar a último momento sin que nadie se moleste (difícil pero no imposible).
  3. Relaciones públicas: antes de entrar en este mundo de la enseñanza, debes tener en cuenta que las relaciones públicas pueden hacerte triunfar o fracasar. Debes tener tacto para tratar con tus clientes, especialmente con los padres que no desean ver fracasar a sus hijos. Aprende a dar críticas constructivas que ayuden más de lo que hieran. No tienes que ser condescendiente, sólo decir la verdad pero de una manera sutil que haga que el alumno desee seguir adelante.
  4. Marketing: en esta época de redes sociales es muy fácil hacer marketing directo para tus proyectos. Únete a grupos de enseñanza en Facebook, crea tus propias tarjetas de presentación (tal vez un brochure), asiste a recitales de otras escuelas y preséntate como profesor, comparte enseñanza en tus perfiles de redes sociales y YouTube, etc.
  5. Diferentes horas para diferentes alumnos: niños pequeños tienen una capacidad de atención diferente a la de un adulto. Para niños, lo más conveniente es le des de 30 a 45 minutos de enseñanza. Más de eso y empezarán a desesperarse. Un adulto, por el contrario, puede mantenerse atento por una hora. Llega a un acuerdo de tiempo/dinero con tus clientes antes de comenzar una relación con ellos.
  6. Establece diferentes tarifas y un sistema de cobro. Si ves que ese guitarrista tiene un futuro prometedor pero pocos recursos económicos, no le cobres demás. Brinda descuentos a alguien que quiera pagarte un mes entero de una vez. Mantén también una política de cancelación, esto le dará un aire de seriedad a lo que haces y los clientes te tratarán con más respeto.
  7. Ten un plan mensual, trimestral y semestral de clases. Pon metas que sirvan como fecha tope, que puedan alcanzar fácilmente. Organiza recitales que los entusiasmen a prepararse y a practicar constantemente. Entrega estos planes a tus alumnos o a sus padres para que sepan que la cosa va en serio. Verán que eres organizado y que respetas su tiempo y su interés en aprender.
  8. Por último: enseña lo que tus alumnos quieran aprender. No fuerces a que aprendan cosas en las que ellos no están interesados. Sí, aprender Bach es importante, pero más importante es que ese pianista continue motivado, aun cuando él lo que quiera es aprender a tocar el hit del momento. Si eres un profesor creativo, le enseñarás la teoría detrás de ese tema y cómo Bach está también ahí. No hay manera más rápida de perder a un alumno que aburrirlo con conceptos que a él no le interesan.
Ahora ve y practica,
Aaron Sztarkman

Streaming: ¿ángel o demonio?

La industria de la música se encuentra en este momento en un punto de cambio en el cual muchas placas tectónicas todavía se están acomodando luego de que Napster provocara aquel terremoto a final de siglo. Una de esas placas son los canales por los que nuestra música es distribuida para que los interesados la escuchen. Pasamos de distribución física y radio a las descargas digitales. Cuando creíamos que ese sería el formato final, apareció el streaming.
Para muchos, el streaming ha venido a ayudar a los músicos independientes, solucionando el problema de la piratería y proporcionando data que ayuda a tomar mejores decisiones estratégicas. Para otros, es el mismísimo diablo. Particularmente, por las cifras que pagan por cada stream. Además, ha sido cuestión de tiempo para que las disqueras y spammers (además de los mismos servicios de streaming) arreglen el juego para sus propios intereses económicos.
Sea el punto de vista que sea, tenemos que aceptar que el streaming es el canal de distribución de música imperante en este momento. Para ello, unas cifras: de acuerdo a la Recording Industry Association of America (RIAA), en el 2016, el streaming sobrepasó por primera vez a las descargas digitales, brindando el 51% de los ingresos a la industria de la música. Los otros porcentajes fueron de 21.1% en descargas y ringtones, 21.8% en ventas físicas y 2.7% en contratos de sincronización. ¿Qué tanto creció el streaming de un año a otro? En el 2015 dio el 34.4% de ingresos a la industria.
¿Qué nos toca a los músicos independientes? Podemos quejarnos y sentarnos a llorar o usar las herramientas a nuestro alcance para sacar el mejor provecho para nuestra carrera. Estos son algunos de los beneficios de tener tu música en servicios de streaming:
  1. Darte a conocer. El que cree que los servicios de streaming son sólo para hacer dinero, está herrado (sí, con “h”). Estar en un servicio de streaming te ayuda primordialmente a dar a conocer tu música, a estar en el radar, a que la gente se dé cuenta de tu material. Lo que lleva a…
  2. Estadísticas. Si tienes tu música con un distribuidor digital (CD Baby, Tunecore), éstos te proporcionan información sobre en qué países están escuchando tu música, así como su edad, canciones más sonadas, frecuencia, género, etc. Esta data te ayuda a tomar mejores decisiones estratégicas a la hora de planear giras o tirar un anuncio en Facebook, entre otras.
  3. Dinero. Lo hay si alcanzas un monto de streams decente. Según esta guía, se habla de $700 por aproximadamente 200,000 streams en Spotify (en caso seas un artista independiente). Tal vez no te suene a mucho, pero ¿le dirías que no a $700?
Para terminar, una lista de recomendaciones:
  1. Enfócate en los servicios de streaming que más utilizan tus fans y promociónalos en tus redes sociales. En el caso de mi banda, Adrenalina, los más utilizados son Spotify y Deezer. Cada cuanto comparto alguna canción que tenemos en esos servicios con nuestros fans. También nos siguen en otros servicios como Apple Music, Tidal y Rhapsody, pero son apenas una fracción minúscula.
  2. Distribuye tu música con un agregador como CD Baby o Tunecore. Ellos se encargan de poner tu música en todos los servicios de streaming que desees. Además, te brindan esas jugosas estadísticas y te recolectan el dinero por el streaming y sus regalías. Lo tienes todo en un solo lugar.
  3. Intenta entrar en un playlist conocido. Si logras hacerlo, puede significar la lotería. Hay toda una ciencia detrás de esto, de la cual se habla en la guía del punto 6.
  4. Lanza música seguido, preferiblemente en formato de sencillos. Antes de sacar nuestro sexto disco, “El Nues”, decidimos con Adrenalina sacar un primer sencillo: Verde. Lo subimos por CD Baby y en un par de días teníamos ya 20,000 streams (vamos ya casi por 40,000 en 5 meses). Buscando en Spotify for Artists vi que el tema había entrado en el playlist Discover Weekly. Lo contrario pasó cuando sacamos el disco completo un mes después: apenas y ha tenido tracción. No te puedo decir si esto de lanzar sencillos resulta mejor, pero eso fue lo que nos sucedió. Ya lanzaremos otro sencillo para comprobar la teoría.
  5. Ten paciencia con los ingresos. Hay servicios de streaming que pagan meses después de que tu música ha sonado. Adrenalina sacó su sencillo “Verde” en abril y apenas ha entrado el dinero de Spotify de ese mes (en septiembre).
  6. Si lo tuyo es Spotify (lo más recomendable), aquí está esta guía de CD Baby con muchas más recomendaciones: https://members.cdbaby.com/campaigns/spotify_playlisting_guide.pdf
Los servicios de streaming no deben ser vistos como la panacea, sino como una herramienta más para tu carrera como músico independiente. Son una vitrina para tu música, así como una fuente de información y sí, también de ingresos. Los pros son más que los contras. Como dicen por ahí: si te tiran limones, haz limonada.
Ahora ve y practica,
Aaron Sztarkman

Podcast 027 – La Mesa del Merch

Para este podcast 027 estaremos hablando de un elemento importantísimo en la carrera de un artista independiente: la mesa del merch. En esta oportunidad doy 12 tips (y un par de extras) para tener una mesa de merch que te traiga mucho ingreso monetario y fans que te ayuden a promover tu carrera musical. Pueden encontrar el podcast en este enlace:

https://soundcloud.com/este-negocio-de-la-musica/podcast-027-la-mesa-del-merch

Recordándote también que en nuestra página web se encuentran 5 webinars con mucha información para construir tu carrera musical y llevarla al nivel que quieres.

Para los interesados, también tengo un cupón digital de 10% de descuento en distribución digital para usarlo en CD Baby. A la hora de pagar, sólo introduzcan NEGOCIOMUSICAL en la casilla de cupones y se les hará el descuento respectivo.

Eso es todo por el momento. Espero que el podcast les ayude y les dé más ideas para avanzar en su carrera artística. ¡Nos vemos a la próxima!

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

6 consejos para tener un lanzamiento de material exitoso

¿Emocionado porque vas a presentar un disco o sencillo nuevo pero no sabes por dónde empezar su campaña de lanzamiento? Sigue leyendo.

1. Elabora un plan de lanzamiento de 3 a 6 meses antes. Esto te da suficiente tiempo para todo lo que sigue en este post. Se necesitan muchos días para la post-producción del disco, así como su distribución, registro de canciones y para establecer los contactos indicados. Demás está decirte que pongas atención a fechas importantes que pueden ser un obstáculo para el lanzamiento o un momento no adecuado. Ejemplo: lanzar el disco una semana antes o durante vacaciones hará que a la gente pronto se le olvide todo tu esfuerzo.

2. Pon una fecha específica para el primer sencillo. Mientras la fecha de lanzamiento del disco puede variar a la hora de hacer el plan, la fecha de lanzamiento del primer sencillo debe ser específica. Esto te ayudará a que tengas un norte, una fecha límite que tienes que cumplir y que te impulsará a poner todo en marcha y a trabajar ordenadamente. Te recomiendo, de ser posible, poner una fecha que tenga que ver con el tema de la canción. Ejemplo: si tu tema habla del sida, la fecha del lanzamiento del sencillo puede ser el 1 de diciembre (Día Internacional de la Lucha contra el Sida) o una semana antes.

3. Enfocarse en radios, medios y blogs de música adecuados a tu tipo de música. Al iniciar tu plan, dependiendo de tu estrategia de lanzamiento y del perfil de tu fan ideal, debes hacer una lista de todos los medios en los cuales deseas difundir tu música. Esta lista puede incluir emisoras de radio, canales de televisión, prensa, revistas, blogs, etc. Cada uno de estos medios tiene su persona encargada de este tipo de noticias. Asegúrate de conseguir sus nombres y comenzar relaciones (o revivirlas, en caso ya existan) varios meses antes.

4. Tener todo el material de audio y gráfico en todos los formatos posibles. Prepara los temas en todos los formatos imaginables: mp3, m4a, WAV, en CD, en memorias USB, etc. Igualmente con tus fotos de alta resolución (JPG, JPEG, PNG, etc), tu bio (PDF, Word, .txt, etc.) y tu press kit (PDF, electrónico). Esto debes hacerlo lo antes posible y tenerlos a la mano, no escondidos en el disco duro. Es muy normal que alguien de algún medio, un día antes del lanzamiento, te pida todo este material en todos estos formatos.

5. Actualizar tu página web y perfiles en social media. Desde el primer día de la campaña, te recomiendo actualizar tu página web y tus perfiles en redes sociales con la fecha del lanzamiento. Esto lo puedes hacer, por ejemplo, cambiando el banner de Facebook y Twitter con uno que diga el nombre del disco o sencillo, la fecha de lanzamiento y dónde podrá ser encontrado. De ahí en adelante deberás bombardear todos los días con contenido nuevo acerca del sencillo: cómo se grabó, dónde, de qué se trata, etc. Si no tienes a alguien que te ayude con el diseño de todo este material, te recomiendo visitar Canva.

6. Elaborar un comunicado de prensa. A todos nos ha pasado que decimos una cosa en una entrevista y el medio publica otra muy diferente. Sucede, todos somos humanos. La solución a esto es enviar a todos los medios en cuestión un comunicado de prensa redactado por ti mismo. El comunicado deberá tener la información básica del lanzamiento, así como otros detalles que tú quieres que aparezcan en la nota o entrevista. Muchas veces, los reporteros o entrevistadores no tienen tiempo para elaborar algo que aparezca como tú deseas. Ellos trabajan bajo fechas límite y mucha presión, por lo que es normal que las notas las hagan rápido y/o se les olvide o se equivoquen con la información. Échales una mano (y asegúrate que publiquen lo que tú quieras) enviándoles un comunicado de prensa. Importante: mándaselos en un formato en el que se pueda copiar y pegar. Para saber cómo elaborar un comunicado de prensa, visita este enlace.

¿Todo esto te abruma? Contrata un publicista que te ayude a planear y desarrollar una estrategia de lanzamiento de acuerdo a tus objetivos y el perfil de tus fans. Si te vas por esta vía, lo mejor es que contactes a esta persona o agencia seis meses antes del lanzamiento. Una buena agencia recibe mucho material durante la semana y planean sus campañas con meses de antelación. Asegúrate que esta gente esté bien conectada con los medios y tengan casos exitosos en sus archivos.

El lanzamiento de un disco o sencillo es un momento muy grande en la carrera de un artista. Entre más preparado estés, menores errores y accidentes tendrás durante el proceso. Recuerda: 90% del éxito se basa en la planeación.

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

Podcast 026 – Tocar en Bodas

Para este podcast 26 hablamos de otra fuente de ingresos para músicos independientes: tocar en bodas. Esto es algo que hice por varios años en El Salvador y de lo cual aprendí mucho y tengo bastantes buenos recuerdos. En el podcast hablo de pros y contras de tocar en bodas, así como varias sugerencias para los que se quieren aventurar en este mundo y unas cuantas anécdotas de las que se puede aprender mucho.

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman

Este Negocio de la Música

Fuentes de ingreso para músicos independientes: las regalías por derechos conexos

 

 

 

 

 

 

 

Hace unos días estuve de vuelta en El Salvador y me encontré con una agradable sorpresa. ARIES, una entidad de gestión colectiva (sociedad de recolección de regalías por derechos conexos) me tenía un cheque por $125.00 por unos temas en los que grabé el bajo hace varios años en dos de las bandas en las que estuve. ¿De dónde salió ese dinero? ¿Por qué? ¿Qué son los derechos conexos? Vamos por partes:

Los derechos conexos son los que se derivan de los temas en los que has grabado, ya sea instrumentos o voces. No son iguales a los derechos de autor (los cuales se derivan por composiciones musicales). Si ese tema en el que grabaste es transmitido por la radio o es difundido públicamente (en un restaurante, un supermercado, un salón de belleza, donde sea), tú tienes derecho a una regalía (dinero). Esto funciona así: las radios y establecimientos públicos deben pagar, por ley, una licencia para poder transmitir toda esta música. Dicha licencia es pagada a las sociedades de recolección de regalías (ARIES, en el caso de El Salvador) quienes, a su vez, monitorean diariamente las radios para ver qué canciones se están programando. De esta manera, ARIES puede determinar cuánto dinero, más o menos, de esa licencia le toca a cada artista.

El dinero que me tocó a mí en esta ocasión era por dos temas: Maldita (que grabé con Adrenalina en 1994) y Radio (que grabé con Ultravioleta en 2009). Sé que no es una fortuna aun cuando Maldita viene sonando desde hace casi 20 años, pero ARIES empezó a ejercer sus funciones desde hace poco. Igual, ¿le dirías “no” en este momento a $125.00?

Recordemos que uno de los secretos para poder vivir de la música es tener varias fuentes de ingreso. Los derechos conexos son otra opción que puede darte un flujo constante de dinero una vez has grabado un tema y éste está en rotación. Esto es muy recomendable para músicos y cantantes free lance que viven del trabajo de sesión. Te recomiendo acercarte a la entidad de gestión colectiva de tu país para poder afiliarte como músico y registrar también los temas en los que has grabado. Puedes encontrar la entidad de tu país en http://www.filaie.com/ en la parte de Países.

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

¿Estás listo para ser un músico freelance? – Una pequeña historia

 

 

 

 

 

Esto sucedió hace un par de meses, en un lapso de cuatro días.

Lunes por la noche me suena el teléfono. Es El Dros, que en ese momento estaba de bajista con Zakke, una banda de rock latino del área de Washington, DC. La conversación va más o menos así:

Dros – Hey, tenés algo que hacer este jueves por la noche?
Yo – No.
Dros – ¿Me podés sacar un toque de Zakke? Tengo un compromiso y ellos le abren a Estrambóticos en la Takoma Station Tavern, andan de gira por los EEUU (ahora, yo había oído a Zakke sólo una vez, como tres meses antes, en el Velvet Lounge).

Yo – Por supuesto, deciles que sí puedo.

 

El repertorio constaría de 7 u 8 originales y dos covers. La paga sería en el mismo momento. Al día siguiente, el Dros me mandaría una grabación del último ensayo y un documento de Word con los acordes de cada canción. Y no habría ensayo con la banda, tendría que subirme con las canciones listas.

La Pre
¿Cómo me organicé? En el instante en que El Dros me envió la grabación del ensayo por Dropbox, lo descargué y lo puse en repeat eterno en mi teléfono. Durante esos tres días (martes, miércoles y jueves) oí los temas sin parar para que se metieran en mi cabeza sí o sí.

El martes, nada de analizar estructuras o secuencias de acordes, sólo escuchar. También pasé el documento de Word a mi iPad para poder practicar los temas ahí y tenerlos conmigo el día del toque.

El miércoles por la mañana, empecé a armar las rolas, apoyándome en el documento con los acordes. En el iPad utilicé el app de Word (Pages no me estaba funcionando). Puse todos los temas en el orden que se tocarían en un solo documento, uno tras otro (eso ayuda a pasar de un tema a otro con mucha facilidad, sólo moviéndolo con un dedo). En ese documento, hice notas sobre intros, outros, quiebres, remates, etc. Marqué cada sección (estrofa, coro, etc.) con colores diferentes para guiarme mejor. Ya con el documento arreglado a mi conveniencia, empecé a practicar los temas. Y a seguir escuchando las rolas mientras hacía otras cosas: cocinar, comer, manejar, etc.

Jueves por la mañana, igual. Practica por la mañana y por la tarde (dos veces todos los temas en el orden en que se tocarían). Por la tarde también armé mi mochila de concierto con todo lo necesario para la noche. Hay que ir preparado, así que llevaba lo necesario (y más): cuerdas extra, mi SansAmp (en caso no funcionara el amplificador que me tendrían ahí), el estante del iPad, cables extra, etc.

Haz click aquí para saber lo que todo músico debe llevar en su mochila a cada concierto.

Nunca había estado en la Takoma Station Tavern, así que decidí irme un poco antes de lo esperado en caso me perdiera, no hubiera parqueo, etc. Llegué y la banda estaba armando su set en el escenario. Me reporté con Max, el líder y cantante de Zakke y comencé a armar mis cosas. Como lo adivinaron, el amplificador de bajo no funcionaba. Tenía un falso contacto y se oía feo. Hicimos magia con el sonidista y logramos sacarle un sonido decente. Una vez estuvo la banda completa en el escenario me presenté con todos, nos deseamos suerte y comenzó lo bueno.

El Toque
Los temas no eran complejos, pero igual había que estar con los ojos y los oídos BIEN abiertos para caer a tiempo en los quiebres, los remates y los finales, que son los detalles que hacen que una banda suene ensayada. En los temas que tenía más listos, lograba separarme del iPad y moverme en el escenario, haciendo contacto visual con el resto de la banda y el público. Me guié bastante con el tecladista y el guitarrista. Y por supuesto, con Max y Lia, los cantantes.

No puedo decir que salió perfecto pero sonó MUY bien a pesar de no haber tenido ningún ensayo y de no conocer las canciones hasta tres días antes. Sé que hice un buen trabajo porque me volvieron a llamar para otro toque en el Cherry Blossom Festival y para una gira con una banda tributo de Manu Chao (con casi los mismos músicos).

No hay muchos secretos aquí. Hay que estar siempre preparados con buen equipo, abiertos de mente para nuevos retos y dispuestos a trabajar más de lo esperado. Ayudó mucho mi puntualidad, sacar el trabajo como me lo pidieron y tener buena vibra tanto dentro como fuera del escenario. La suerte llega para el que está preparado cuando las oportunidades se presentan.

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

Las Múltiples Facetas de un Músico Independiente

 

 

 

 

 

 

 

 

Y entonces, ¿qué es autogestionarse en el mundo de la música? Significa muchas cosas: organización, planeación, supervisión, controlar, coordinar e innovar. Esencialmente, es hacer que suceda algo ya planeado en un marco específico de tiempo a través de recursos disponibles.

Esta definición incluye planeación, metas, inteligencia e inventiva. Tu éxito como administrador de tu propia carrera se define como la diferencia entre manejar tu trabajo o que el trabajo te maneje a ti.

He aquí las múltiples dimensiones de autogestión que debes manejar para que tu carrera musical sea un éxito:

– PRODUCTO:
Investigación y desarrollo: ¿Sigues tocando las mismas canciones de hace 10 años? ¿Sólo vendes camisetas en tus toques? Debes estar al tanto de la evolución de los gustos de tus clientes, así como qué es lo que les gustaría oír o comprar. En Twitter y Facebook tienes la facilidad de crear encuestas que te pueden brindar mucha información acerca de tus fans.

Formatos: Si tienes tu música disponible sólo en formato CD, estás dejando dinero sobre la mesa. Es necesario que tengas todo tu material listo tanto en físico como en digital. Esto incluye tanto servicios de streaming (Spotify, Google Music) como tiendas en línea (iTunes, Amazon) y otros formatos: vinilo, tarjetas de descarga, etc.

Innovación: Intenta ser siempre el primero en romper el molde. Debes estar al tanto de nuevas tendencias en la música, especialmente para tus shows en vivo. Facebook acaba de instalar su formato Live, ¿ya lo usaste?

– NEGOCIO:
Planeación: Este es el 90% del éxito. Tienes que tener por lo menos un plan anual de trabajo que sea creativo y rentable. Organiza toques alrededor de fechas importantes del año. Cuando te vean así de organizado, mucha gente va a querer trabajar contigo.

Oficina organizada: Consigue lo básico para funcionar como una empresa decente: computadora, impresor, scanner, papelería. Ten a mano sólo las cosas que vayas a utilizar. Evita el desorden y la acumulación de cosas inservibles que sólo aportan distracción.

Manejo de recursos: ¿Tienes tu equipo e instrumentos completos, limpios y en buena forma? Que no se te frustre un toque entero por una pieza de equipo que te haga falta.

Networking: Tu red de contactos debe reflejar adónde quiere llegar. Te recomiendo conocer dos personas nuevas por semana (por lo menos) que te puedan ayudar a alcanzar tus objetivos a largo plazo.

– LEGAL:
Licencias: Si has grabado un cover para tu próximo álbum, ¿has cubierto todo el campo legal necesario? Hazte de un abogado que conozca este tipo de rubro, las sorpresas de esta índole no son de las agradables.

Contratos: Debes tener todo por escrito, incluyendo toques futuros, acuerdos de banda, publishing y patrocinios. Entre más formal te vean, más querrán trabajar contigo.

Seguros: Casi me tiro de un precipicio cuando me robaron todo mi equipo de un solo. De haberlo tenido asegurado, no me hubiera tardado 5 años en volver a comprarlo. Que no te suceda a ti.

– PROMOCIÓN/MARKETING:
Planeación: Sí, otra vez planeación. Entre otras cosas, debes tener un calendario de contenido ya planificado, el cual te ahorrará tiempo a la hora de postear sobre tu música. También debes saber qué tipo de contenido funciona en qué plataforma y a qué hora. No desperdicies un buen post porque lo subiste un domingo en la mañana.

Medios/publicity: Los medios de comunicación tradicionales siguen teniendo fuerza, no hay que descartarlos. Una buena oportunidad de publicity te puede generar mucha atención a un bajo costo.

Distribución: Tu música debe estar en todos los lugares posibles. Plataformas como CD Baby te pueden ayudar a distribuir tu material tanto en servicios de streaming como en tiendas digitales. Ellos se encargan de la administración de esas regalías por un pequeño porcentaje. Probablemente éste sea uno de las aliados más importantes en tu carrera.

Merchandising: Intenta crear productos que sean diferentes y que abarquen todo el espectro de precio. Camisetas, stickers, tazas y gorras son de los más populares y te ayudan, no sólo a hacer caja, sino también a promocionar tu marca.

– TEAM BUILDING:
Debes cuidar y saber administrar al equipo que trabaja contigo. Consigue a los más confiables, no a los mejores. De nada te servirá tener al mejor saxofonista de la ciudad si no llega a tiempo a las presentaciones. Una vez tengas a tu equipo, trátalos de la manera más justa posible.

– FINANZAS:
Contabilidad: Debes tener en tu equipo a un contador que sepa lo que está haciendo, que tenga experiencia en este tipo de números. Esta persona te puede hacer perder o ganar mucho dinero a final de año. Igualmente, debes llevar una contabilidad básica de tus ingresos, egresos y gastos. Déjale lo complicado a los expertos.

Inversores: Esto abarca toda persona que pueda aportar dinero para tus planes futuros, los cuales pueden incluir compra de equipo, producción musical o educación. Haz una lista de todos ellos: familiares, amigos, fans, fundaciones culturales, etc. Aprende a manejar una campaña de crowd funding, ese es el futuro.

Préstamos/becas: Continuando con el paso anterior, debes estar al tanto de oportunidades que puedan ayudarte financieramente en tu carrera. Muchas escuelas, fundaciones, embajadas y hasta empresas privadas ofrecen dinero a lo largo del año para proyectos que puedan contribuir al bien social. Ten listo un proyecto específico para cada oportunidad. Organización y planeación son la clave.

Impuestos: He dejado lo peor para el final. Como hablábamos en el punto de contabilidad, debes estar al tanto de cómo funcionan los impuestos en el ámbito musical. Toda entrada de dinero está sujeta a impuestos, incluyendo becas. Mejor tener esta base cubierta, es de las que más frustraciones da.

Sí, todo esto suena a un montón y le quita el gusto a hacer música, que es lo que más satisfacción nos trae. Pero también recuerda que si no eres tú el que maneja tu propia carrera musical, otras personas lo harán y no te darán la parte y crédito que te mereces. Estamos en una época en la que es posible administrar tu carrera y tu vida desde tu propia trinchera. No desperdicies todas las oportunidades que la tecnología nos ha traído para poder llevar a cabo tus sueños.

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

Podcast 025 – Patrocinios, endorsements y freelancing para músicos independientes – Entrevista con Benjamín Andrade

Hola a todos!

Para nuestro episodio 25 entrevistamos a Benjamín Andrade, un baterista freelance y artista Yamaha. Con Benjamín hablamos sobre la diferencia entre un patrocinio y un endorsement para músicos, además de consejos para artistas freelance en el mundo de la música. Benjamín nos cuenta de primera mano cómo él consiguió un endorsement con Yamaha y el tipo de relación que se desarrolla entre un músico y una marca de instrumentos musicales.

Puedes encontrar el podcast en este enlace.

Para contactar a Benjamín:

Facebook: Benjamín Andrade

Muchas gracias por tu atención. Espero que la información contenida en el podcast te ayude a acercarte más a tus metas musicales. Puedes encontrar más consejos y herramientas en nuestra página web Este Negocio de la Música y en nuestro perfil en SoundCloud.

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

 

Visit Us On FacebookVisit Us On TwitterVisit Us On Google PlusVisit Us On Linkedin