“No se pelién, men!”

783

¿Te suena lo siguiente?: al guitarrista se le olvidó el solo. O el cantante entró en el momento equivocado. Es muy normal que esto pase. Lo que hace la diferencia en este tipo de situaciones es tu reacción en el escenario. Comenzar una discusión durante tu presentación sólo demuestra falta de profesionalismo y un comportamiento infantil e inmaduro.

Un punto importante y del cual nos olvidamos seguido es que los micrófonos están encendidos, el público puede oír todo lo que sucede en la tarima. Si alguien de tu banda te molesta por alguna actitud, enojate. Está bien. Pero si tenés que ventilar algo, que sea en privado. La ropa sucia se lava en casa. Mejor aun, hacelo en la siguiente reunión o ensayo, comenten lo que no les parece de los demás e intenten mejorar la relación y el show. Lo que inició como un conato de bronca puede finalizar en una mejora de tu banda.

NUNCA humillés a nadie en el escenario, porque VOS terminas viéndote como un tonto, sólo demostrás tu propia inseguridad. Lo más probable es que arruinés el momento, el resto del concierto y tu banda a largo plazo. Es un acto autodestructivo y que te dará muy mala fama, cada vez menos gente va a querer trabajar con vos. Además, ¿quién te creés? ¿Cerati? Un poco de humildad también ayuda a eliminar este tipo de situaciones.

Recordemos que todos cometemos errores. No juzguemos a otros antes de ver nuestras fallas. Mi recomendación es ejercitar paciencia durante el concierto, tratar de disfrutarlo y después, en privado, hacerle saber a esta persona lo que te molesta de ella y cómo resolverlo entre toda la banda.

¿Alguna vez has discutido en el escenario o te han gritado por algún error? ¿Cómo lo manejarías?

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here