Las Múltiples Facetas de un Músico Independiente

Y entonces, ¿qué es autogestionarse en el mundo de la música? Significa muchas cosas: organización, planeación, supervisión, controlar, coordinar e innovar. Esencialmente, es hacer que suceda algo ya planeado en un marco específico de tiempo a través de recursos disponibles.

Esta definición incluye planeación, metas, inteligencia e inventiva. Tu éxito como administrador de tu propia carrera se define como la diferencia entre manejar tu trabajo o que el trabajo te maneje a ti.

He aquí las múltiples dimensiones de autogestión que debes manejar para que tu carrera musical sea un éxito:

– PRODUCTO:
Investigación y desarrollo: ¿Sigues tocando las mismas canciones de hace 10 años? ¿Sólo vendes camisetas en tus toques? Debes estar al tanto de la evolución de los gustos de tus clientes, así como qué es lo que les gustaría oír o comprar. En Twitter y Facebook tienes la facilidad de crear encuestas que te pueden brindar mucha información acerca de tus fans.

Formatos: Si tienes tu música disponible sólo en formato CD, estás dejando dinero sobre la mesa. Es necesario que tengas todo tu material listo tanto en físico como en digital. Esto incluye tanto servicios de streaming (Spotify, Google Music) como tiendas en línea (iTunes, Amazon) y otros formatos: vinilo, tarjetas de descarga, etc.

Innovación: Intenta ser siempre el primero en romper el molde. Debes estar al tanto de nuevas tendencias en la música, especialmente para tus shows en vivo. Facebook acaba de instalar su formato Live, ¿ya lo usaste?

– NEGOCIO:
Planeación: Este es el 90% del éxito. Tienes que tener por lo menos un plan anual de trabajo que sea creativo y rentable. Organiza toques alrededor de fechas importantes del año. Cuando te vean así de organizado, mucha gente va a querer trabajar contigo.

Oficina organizada: Consigue lo básico para funcionar como una empresa decente: computadora, impresor, scanner, papelería. Ten a mano sólo las cosas que vayas a utilizar. Evita el desorden y la acumulación de cosas inservibles que sólo aportan distracción.

Manejo de recursos: ¿Tienes tu equipo e instrumentos completos, limpios y en buena forma? Que no se te frustre un toque entero por una pieza de equipo que te haga falta.

Networking: Tu red de contactos debe reflejar adónde quiere llegar. Te recomiendo conocer dos personas nuevas por semana (por lo menos) que te puedan ayudar a alcanzar tus objetivos a largo plazo.

– LEGAL:
Licencias: Si has grabado un cover para tu próximo álbum, ¿has cubierto todo el campo legal necesario? Hazte de un abogado que conozca este tipo de rubro, las sorpresas de esta índole no son de las agradables.

Contratos: Debes tener todo por escrito, incluyendo toques futuros, acuerdos de banda, publishing y patrocinios. Entre más formal te vean, más querrán trabajar contigo.

Seguros: Casi me tiro de un precipicio cuando me robaron todo mi equipo de un solo. De haberlo tenido asegurado, no me hubiera tardado 5 años en volver a comprarlo. Que no te suceda a ti.

– PROMOCIÓN/MARKETING:
Planeación: Sí, otra vez planeación. Entre otras cosas, debes tener un calendario de contenido ya planificado, el cual te ahorrará tiempo a la hora de postear sobre tu música. También debes saber qué tipo de contenido funciona en qué plataforma y a qué hora. No desperdicies un buen post porque lo subiste un domingo en la mañana.

Medios/publicity: Los medios de comunicación tradicionales siguen teniendo fuerza, no hay que descartarlos. Una buena oportunidad de publicity te puede generar mucha atención a un bajo costo.

Distribución: Tu música debe estar en todos los lugares posibles. Plataformas como CD Baby te pueden ayudar a distribuir tu material tanto en servicios de streaming como en tiendas digitales. Ellos se encargan de la administración de esas regalías por un pequeño porcentaje. Probablemente éste sea uno de las aliados más importantes en tu carrera.

Merchandising: Intenta crear productos que sean diferentes y que abarquen todo el espectro de precio. Camisetas, stickers, tazas y gorras son de los más populares y te ayudan, no sólo a hacer caja, sino también a promocionar tu marca.

– TEAM BUILDING:
Debes cuidar y saber administrar al equipo que trabaja contigo. Consigue a los más confiables, no a los mejores. De nada te servirá tener al mejor saxofonista de la ciudad si no llega a tiempo a las presentaciones. Una vez tengas a tu equipo, trátalos de la manera más justa posible.

– FINANZAS:
Contabilidad: Debes tener en tu equipo a un contador que sepa lo que está haciendo, que tenga experiencia en este tipo de números. Esta persona te puede hacer perder o ganar mucho dinero a final de año. Igualmente, debes llevar una contabilidad básica de tus ingresos, egresos y gastos. Déjale lo complicado a los expertos.

Inversores: Esto abarca toda persona que pueda aportar dinero para tus planes futuros, los cuales pueden incluir compra de equipo, producción musical o educación. Haz una lista de todos ellos: familiares, amigos, fans, fundaciones culturales, etc. Aprende a manejar una campaña de crowd funding, ese es el futuro.

Préstamos/becas: Continuando con el paso anterior, debes estar al tanto de oportunidades que puedan ayudarte financieramente en tu carrera. Muchas escuelas, fundaciones, embajadas y hasta empresas privadas ofrecen dinero a lo largo del año para proyectos que puedan contribuir al bien social. Ten listo un proyecto específico para cada oportunidad. Organización y planeación son la clave.

Impuestos: He dejado lo peor para el final. Como hablábamos en el punto de contabilidad, debes estar al tanto de cómo funcionan los impuestos en el ámbito musical. Toda entrada de dinero está sujeta a impuestos, incluyendo becas. Mejor tener esta base cubierta, es de las que más frustraciones da.

Sí, todo esto suena a un montón y le quita el gusto a hacer música, que es lo que más satisfacción nos trae. Pero también recuerda que si no eres tú el que maneja tu propia carrera musical, otras personas lo harán y no te darán la parte y crédito que te mereces. Estamos en una época en la que es posible administrar tu carrera y tu vida desde tu propia trinchera. No desperdicies todas las oportunidades que la tecnología nos ha traído para poder llevar a cabo tus sueños.

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

Leave A Response

* Denotes Required Field