¿Cuáles son los atributos más importantes de un músico de sesión profesional?

Muchos músicos (yo incluido), a veces tenemos conceptos erróneos de lo que se necesita para ser un buen músico de sesión. En la mayoría de encuestas donde se hace esta pregunta, las dos cosas que siempre aparecen como más importantes son:

1. Saber leer música
2. Saber mucha técnica

Eso está bien, si es que estuvieras adicionando para la banda del recordado Frank Zappa o si te llamaran a tocar corno francés para una banda sonora de una producción de acción. Ambos son atributos deseables para un buen músico.

Pero en la mayoría de géneros de música popular hay muchas otras capacidades que son necesarias para llegar a ser un músico de sesión eficiente, tantas que esas dos cosas antes mencionadas terminan muy abajo en la lista final, más de lo que tú imaginas.

Según Stephen Webber, productor e instructor en Berklee College of Music, la siguiente es una lista de atributos basada en grandes músicos de sesión con los que él ha tenido el honor de trabajar a lo largo de los años:

1. Actitud
Todos los involucrados en el proceso de grabación la ponen como número 1. “Deja tu ego afuera en la puerta”, decía Quincy Jones. Tienes que entender que esto no se trata de ti. Se trata de darle al artista y la canción lo que necesitan. Si un adolescente llamado Brian Wilson logró de alguna manera conseguir un contrato y un presupuesto con una disquera y te canta unas partes de la canción, es tu responsabilidad el descifrarlas y saber qué se necesita y cómo hacerlo posible.

2. Emoción
Obviamente, esto es de lo que siempre se trata. Grandes músicos de sesión sienten lo que tocan. Cuando no están haciendo contacto con los ojos, es casi siempre porque los tienen cerrados y están canalizando toda la emoción que puedan emitir.

3. Groove
Todos los músicos de sesión legendarios tienen un groove profundo, ese feeling que no se puede medir con un metrónomo.

4. Tono/sonido
No importa el instrumento, debe sonar MUY bien. Y tiene que sonar muy bien en el contexto con los otros instrumentos. No sucede seguido, pero hay músicos que son llamados para poner su propio sonido en una grabación, no se espera que lo cambien. Pero son normalmente artistas establecidos con un sonido muy personal.

5. Afinación
Mucho se ha dicho de AutoTune y sí, se pueden arreglar muchas partes estos días, al menos en partes con notas individuales. Pero a nadie le gusta pasar el tiempo afinando a los músicos de sesión. ¡Se supone que son profesionales! Guitarristas y bajistas usan todos un afinador eléctrico en el estudio y afinan siempre entre cada toma.

6. Oídos/Enfoque
Estas son las habilidades de escuchar toda la grabación, saber de qué manera tu parte encaja en ella y luego enfocarte en cómo producirla.

7. Técnica (con autocontrol)
Sí, grandes músicos de sesión tienen normalmente mucha técnica, pero no están ahí para probarlo. Este punto debería llamarse Autocontrol (con técnica). Una de las maneras más fáciles de nunca volver a ser llamado a una sesión es tocar demasiado o alardear de todo lo que sabes.

8. Creatividad
Por otro lado, las partes que toques deben sonar interesantes y tener personalidad.

9. Instrumento y equipo en excelente estado
A nadie le gusta pasar la mayoría de la sesión buscando qué parte del instrumento es la que está haciendo ese ruido innecesario.

10. Leer música
Absolutamente esencial en algunas sesiones, pero esto puede significar muchas cosas en diferentes sesiones. En la mayoría de sesiones para secciones rítmicas de música popular, se utilizan partituras de acordes (chord charts).

Al final, el consejo más importante es el de mantener tus partes lo más sencillas posibles. El enfoque primordial debe ser en la canción y las líricas (en caso las haya). Los músicos de sesión profesionales intentan no montarse en las partes de los otros músicos, respetando los espacios y enfocándose en lo que se necesita para elevar la ejecución del artista principal.

Ahora ve y practica,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

Leave A Response

* Denotes Required Field