11 consejos sobre finanzas personales para músicos

1645

Las finanzas personales para músicos son un tema que no se enseña mucho en las escuelas. Añadamos que, al no tener un trabajo “formal” (nótese el sarcasmo), los músicos no tenemos un departamento que nos quite un porcentaje para seguro social, pensión, plan de ahorro, etc. Todo eso lo tenemos que hacer nosotros mismos. Y eso es lo positivo de esta situación, que podemos tener total control de nuestras finanzas.

Presentamos aquí 10 rápidos consejos sobre finanzas personales para músicos. Algunos son más fáciles de seguir que otros, pero al final todos muy importantes.

1. Mantén un récord de todo lo que ganas y lo que gastas. Pide siempre recibos, facturas o comprobantes de cada transacción. Guárdalos en un lugar de fácil alcance (una caja de zapatos debajo de tu cama, un cajón, una bolsa dentro de tu armario) y al final de cada mes, programa una hora para hacer cuentas. Divídelos en categorías: comida, transporte, “gastos de representación”, mantenimiento de tu instrumento, etc. Te recomiendo utilizar las páginas de Google Docs para mantener una contabilidad confiable y a la que puedas accesar desde cualquier lugar. No sé cuánto tengo que acentuar la importancia de este punto.

2. Gasta menos de lo que ganas. Sé que suena sencillo aunque difícil de ejecutar. ESTE es el secreto para estar financieramente solvente. Combina esto con el punto anterior y tendrás más tranquilidad mental sobre este tema.

3. Consigue un contador y un abogado especialistas en el negocio de la música. Lo importante aquí es que no sean amigos tuyos que están en tercer año de carrera y te pueden ayudar de gratis. Intenta que estas personas sepan lo que están haciendo y que velen por tus intereses. Aunque te parezca que cobran mucho, lo que gastes en ellos será una micra comparado a lo que te costará tener gente que no tenga experiencia en estos temas.

4. Si te estás enfrentando a un volcán de deudas, haz pagos mínimos a las deudas con menor interés y paga todo lo que puedas mensualmente a la deuda con mayor interés. Repetir hasta cerrar todas esas tarjetas.

5. Ahorra un porcentaje de tus ganancias para tu retiro o tiempos difíciles. Técnicamente, los músicos nunca nos retiramos (si no, vean el Buena Vista Social Club), pero siempre está la posibilidad que toquemos menos con el tiempo debido a la edad u otros factores. La mayoría de músicos no tienen un trabajo de 9 a 5 y por ende, no tienen un plan de pensión que los ayude en una edad avanzada. Que no nos pase la triste historia del músico que lo tuvo todo cuando era productivo pero que murió pobre y olvidado, una historia muy común en Latinoamérica.

6. La manera más rápida para la sanidad financiera es controlar tus impulsos a la hora de comprar. Esto va más allá del consumismo y esas cosas. Tiene que ver mucho con lo espiritual y lo que realmente te hace feliz en esta vida. Medita en tu comportamiento y apóyate en personas e información (libros, páginas web, blogs, etc) que tratan sobre estos impulsos.

7. Investiga muy bien antes de hacer una compra o inversión importante. Yo sé lo que significa la importancia de tener un instrumento de la mejor calidad. Pero antes de hacer un gasto significativo, pregunta e investiga siempre con otros músicos o expertos en el área. Entre más información tengas, mejor será la decisión.

8. Sé completamente abierto y honesto con tu esposo/a o compañero/a de vida sobre cada centavo que ganas y gastas. Esto te salvará de MUCHOS dolores de cabeza en el futuro.

9. La vida es experta en tirarte emergencias. Los conocedores del tema recomiendan tener un fondo de emergencia de al menos US$1,000 (o su equivalente) para enfrentar gastos imprevistos. La clave aquí es la palabra emergencia. Si sabes que en tres meses tendrás que llevar el auto al taller o tendrás una cita con el dentista, eso no se toma como emergencia. Son gastos que se pueden programar, lo que nos lleva a…

10. Programa todos los gastos que puedas. Tómate un tiempo las primeras semanas de cada año para programar todos esos desembolsos que tendrás que hacer durante el año. Asegúrate de incluir regalos para personas importantes (cumpleaños, Navidad, etc), citas al doctor, mantenimiento de tu auto e instrumentos, cursos que deseas tomar, etc. Mientras más preparado estés para estos gastos, menos duro será el derechazo que recibirás cuando lleguen.

11. Consigue el mejor seguro que puedas permitirte. Como dijimos en el punto 8, la vida no escatima en darnos sorpresas. Compra un seguro que te cubra a ti y a tus seres queridos pero que no te sangre la bolsa. Investiga con los sindicatos de músicos, éstos siempre tienen personería jurídica y dan seguro social a sus miembros. Si tienes un trabajo de 9 a 5, es probable que puedas aplicar a un seguro privado aparte del social. Pregunta todo lo que puedas sobre estos servicios y sobre lo que cubre. Tal vez nunca lo necesites, pero darás gracias si llega a ser necesario.

Bonus: Nunca esperes que algo, alguien o tu “futuro yo” llegue a salvarte de los errores financieros que puedas cometer. Recuerda que sólo tú puedes tomar las mejores decisiones para tu futuro.

Por tu éxito,

Aaron Sztarkman
Este Negocio de la Música

Este es un tópico muy basto e intentaremos tratarlo más a fondo en uno de nuestros podcasts. Por el momento, te invitamos a compratir cualquier estrategia o consejo que tengas con la comunidad sobre este tema. Como te darás cuenta, es de lo más importante para tu carrera musical.

Te invitamos también a suscribirte a nuestro podcast en iTunes y Stitcher y a suscribirte a nuestra lista de correos en www.aaronsztarkman.com para que no te pierdas más de toda esta información relevante.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here